¿Quieres que te enviemos los artículos por correo? cast / cat / Más

27 de Noviembre 2009 ,

(Cross-posted en The North Cave)

En la larga semana que ha pasado desde que los ahora famosos datos de la CRU saliesen a la luz pública en la blogosfera se ha explorado ya considerablemente los 160 megabytes de datos, gracias a los esfuerzos de decenas de físicos, matemáticos, ingenieros y gente corriente que se ha dejado la vista a través de páginas y páginas de carácteres. A diario salen nuevos e interesantes elementos de drama, que ya están empezando a afectar notoriamente la esfera científica.

Durante los primeros días la atención estuvo centrada en el material a priori más interesante y ciertamente más fácil de analizar, el millar largo de emails de varias personalidades del CRU y otros, buscando y relacionando las numerosas referencias a la manipulación del peer-review y la obstaculización de la FOI, entre otros. Aquí hay un buen recopilatorio, aunque no exhaustivo, de la información encontrada, que pese a las acusaciones de la CRU de “estar fuera de contexto” expresan suficientemente bien lo que estaba pasando tras las bambalinas de la Universidad de East Anglia.

Pero desde entonces, el enfoque ha pasado de la correspondencia del “Team” de East Anglia a la que potencialmente puede ser la peor parte del paquete de datos: El código de los programas de “calibraje” de datos y simulación climática, en los resultados de quien se basan decenas de instituciones que estudian el clima y el panel IPCC de la ONU, estan resultando ser lo que en términos poco científicos se podría llamar un fraude. Completo con el código están los comentarios de un sufrido programador, que son impagables.

Y lo mejor de todo está por venir, pues el toque final, los datos que la CRU se negó durante años a revelar, están contando ya la historia de una manipulación. Aunque la masiva cantidad de datos que han aparecido tardarán meses en poder ser completamente analizados y entendidos, los primeros exámenes ya demuestran que los datos que ya se han estudiado a) Son en general de una calidad mucho más precaria de lo que se había anunciado hasta ahora, y b) Tienen grandes discrepancias respecto a los resultados publicados.

Y lo mejor está por venir… Sigan atentos a la pantalla. Será divertido ver la “Reality Marble” del cambio climático resquebrajarse.

PS: Al parecer, la CNN por fin ha roto el silencio y ha empezado a informar sobre el escándalo. Iba siendo hora.

Fuentes de interés:

http://www.climateaudit.org/ (y su mirror http://camirror.wordpress.com/ )

http://www.climate-skeptic.com/

http://wattsupwiththat.com/

http://bishophill.squarespace.com/

http://www.powerlineblog.com/

http://www.smalldeadanimals.com/

Por supuesto, http://www.realclimate.org/

Y el lugar donde empezó todo (comentario #10), http://noconsensus.wordpress.com/2009/11/13/open-letter/

Si teneis curiosidad por ver el material por vosotros mismos, podeis buscar por el google “FOI2009.zip”.

3 comentarios

  1. Lunes, 30 de Noviembre de 2009 a las 12:03 | #1

    Si realmente tras todo este embrollo se descubre que hubo manipulación y la gente se entera de ello, ¿créeis que la población perderá confianza en la ciencia como lo hizo tras la bomba nuclear?

    Igual vuelve a ponerse de moda el cliché del científico loco ¬¬

  2. Lunes, 30 de Noviembre de 2009 a las 18:49 | #2

    @Julian
    La verdad es que según mi profesor de Historia de la Física el prestigio social de los científicos EMPEZÓ con la bomba atómica (y estoy de acuerdo con él), pero sí, esto puede acarrear un gran coste de prestigio de la comunidad científica, especialmente en los ámbitos afectados pero no necesariamente restringidos a ellos :P

  3. Jueves, 21 de Enero de 2010 a las 12:01 | #3

    Merece la pena leer la editorial de Nature de esta semana, donde se aclara algunos puntos sobre el Climategate y se establecen unas normas de comportamiento que se deberían seguir para evitar que vuelva a haber una crisis de este tipo

  1. Sin trackbacks aún.
Comentarios cerrados.