¿Quieres que te enviemos los artículos por correo? cast / cat / Más

11 de Diciembre 2013 ,

La que se está armando por un congreso. Desde luego, si el que le puso nombre quería crear polémica, lo ha conseguido: “Espanya contra Catalunya” llama la atención, y mucho. Especialmente si, como se supone, es un congreso académico; el título debería de haber sido más neutral.

Ahora ambas partes están a la defensiva, lo que no favorece al debate, un concepto muy maltratado de por sí en nuestro país. Lo que me resulta curioso es que los que comparan a Artur Mas con Hitler –algo que no es cierto– se rasguen las vestiduras porque unos académicos han buscado agravios en el BOE –algo que sí es cierto– y los van a comentar en un congreso. Es decir, un ciudadano tiene motivos de sobras para enfadarse; no seré yo quien defienda la oportunidad de un simposio así. Pero me da la risa al oír a Rosa Díez denunciar a la Agencia Europea de los Derechos Humanos (¡ojo!) el título de unas charlas porque incita al odio, mientras acto seguido compara a los catalanes con los nazis y a los españoles con los judíos. En cualquier otro país civilizado la denunciada sería la señora Díez por banalización del holocausto.

Repito por tercera vez en este texto que no comulgo con el título, y me cuestiono la necesidad de un debate así. Sin embargo, a raíz de las reacciones, todos salimos perdiendo. Los catalanes volvemos a ser hitlerizados por la caverna española, y los españoles se sienten humillados por un acto institucional, seguramente, sacado de contexto. Al final, no olvidemos que en el fondo de la cuestión están unos historiadores que se han dedicado a recuperar documentos con supuestos agravios; actos que, sean agraviosos o no, sucedieron. Todavía estoy esperando ver al primer español gaseado por un catalán. Y lo peor es que, seguro, alguno de los que está leyendo esto está pensando “al tiempo”.

3 comentarios

  1. Javier
    Miércoles, 11 de Diciembre de 2013 a las 08:38 | #1

    Carlos, se está repitiendo en Europa casi al milímetro lo que sucedió en los años 30 del siglo pasado.

    Cataluña, sí, pero mira Ucrania.

    Veremos qué sucede con todo.

  2. Jose
    Lunes, 16 de Diciembre de 2013 a las 10:30 | #2

    Carlos, cuando hablas de “los catalanes” en realidad es “los nacionalistas catalanes” que no es lo mismo, y es un error que hace mucho daño a todos los catalanes que no son nacionalistas, ni piensan ni comparten sus ideas.

    Aquí a quien están metiendo caña es a los nacionalistas y su forma de actuar que es, cuanto menos, preocupante y recuerda a otros nacionalismos, pasados y presentes, donde como siempre lo único importante es la tribu, lo nuestro. Quien no piensa como ellos se le señala con el dedo y se incita al odio con este actuar.

    No es escusa que el PP haya usado siempre sus argumentos nacionalistas españoles para meter caña, y hacer ellos exactamente lo mismo pero al revés. Pero es lo que pasa, que todos los nacionalismos son iguales.

    El debate en concreto es cuanto menos, moralmente reprobable, pagado con dinero público, con intención claramente partidista y de calentar más los ánimos. Y no contra el resto de España, no, contra cualquiera (incluso catalanes) que no estén de acuerdo con los planteamientos nacionalistas.

  3. Galceran Orriols
    Miércoles, 18 de Diciembre de 2013 a las 11:45 | #3

    Hablando de gasear, ayer hubo un gaseamiento:
    https://www.facebook.com/sumate.asoc/posts/240123666156622

    Para los que les de pereza abrir el link, unos amables señores irrumpieron en un acto de la asociación “Súmate” en favor de la independencia y tiraron gases fétidos, entre otras lindezas.

  1. Sin trackbacks aún.
Comentarios cerrados.