¿Quieres que te enviemos los artículos por correo? cast / cat / Más

7 de Febrero 2014 ,

Sorprendente, ¿no? Más o menos cuando parece que el tema del terrorismo español está resuelto, aparece un nuevo partido político con caras conocidas, y se vuelve a avivar un debate que a finales del año pasado nos dio mucho que hablar. Las víctimas del terrorismo se manifiestan contra el Gobierno y entran en política.

Si alguien merece especial protección y empatía son las víctimas del terrorismo. Punto; sin “peros”. Por ello, en España están especialmente protegidas; buscad si queréis en Google la cantidad de ayudas y discriminación positiva que recibe una víctima del terrorismo con respecto, por ejemplo, a una víctima de un apuñalamiento por la calle o un asalto con violencia a domicilio. Aceptamos ese agravio comparativo precisamente por nuestra empatía hacia esas víctimas y no hacia otras.

Entonces, ¿qué queda por hacer? ¿Es que temen que ETA se disuelva sin más consecuencias? Y, en caso afirmativo, ¿qué consecuencias debería haber? ¿Actos de humillación a los terroristas? ¿Exigencias irrealizables por la banda armada? Por desgracia, se está convirtiendo una reivindicación 100% legítima en un simple “¿qué hay de lo mío?”, en el que muchos nos preguntamos, “¿pero qué es lo tuyo?”. Esperemos que todo el mundo haga lo correcto por el bien común, y no se busque sólo la venganza institucionalizada hacia los terroristas, a costa –¡esperemos que no!– del proceso de paz.

Comentarios desactivados en ETA se va, llegan las víctimas

Comentarios cerrados.