¿Quieres que te enviemos los artículos por correo? cast / cat / Más

7 de Octubre 2013 ,

Sin ser monárquico por naturaleza, y desde un punto de vista de coherencia estructural, se puede llegar a una conclusión: es el momento del cambio generacional en la monarquía. No entro en la valoración de si es mejor un sistema republicano, ni en una justificación del sistema hereditario, pero estando en una monarquía constitucional, la lógica de la estructura implica que se siga con lo establecido.

Siendo sinceros, el relevo generacional es necesario aunque sólo sea para mejorar la imagen pública. Es más, estoy convencido que ayudaría a la marca España poder contar con un Rey joven y que ya ha ido asumiendo funciones durante la convalecencia de su progenitor. Además, si hemos de admitir el argumento del gobierno de los que saben, la ventaja de un príncipe es haber sido educado para ejercer estas funciones desde niño. ¡Más especializado no se puede!

Claro que alguien pudiera pensar, con cierta malicia, que cualquier cambio implica el desorden ya que se consiguió la perfección en 1978.

2 comentarios

  1. Lunes, 7 de Octubre de 2013 a las 09:55 | #1

    Abrir el debate de la sucesión implicaría abrir el debate de la república, así que las instituciones hacen lo que siempre sucede cuando hay algún problema: esconder la cabeza como los avestruces.

  2. Angel Cebrian
    Lunes, 7 de Octubre de 2013 a las 14:51 | #2

    Además creo que hoy mismo el ministro Margallo ha dicho en entrevista que el tema de la sucesión “no es una prioridad para los españoles”. Es la versión castiza del “ara no toca” de Pujol.

  1. Sin trackbacks aún.
Comentarios cerrados.