9 de marzo ,

David, un conocido emprendedor español, ha publicado hoy un artículo titulado “la prohibición como modelo de negocio“. Pensaba que trataba sobre la “Tasa Google“, pero no, es una muy buena reflexión sobre el tipo de regulaciones laborales que tenemos en España. Me ha gustado tanto que me ha animado a responderle con un post.

Estoy en proceso de montar una empresa, y he estado mirando las nuevas “medidas” de apoyo al emprendedor. Conclusión rápida: no voy a acogerme a ninguna de ellas, porque todas tienen una “letra pequeña” que puede causar más mal que bien o, sencillamente, estiran de un sitio para apretar por otro. Como si emprender tuviera poco riesgo, en vez de legislar para reducir el riesgo legal, al contrario, se amplía.

En un país normal, las leyes pueden ser más proteccionistas, más liberales, de derechas, de izquierdas… el problema es que en España las leyes están mal hechas, y punto. O no; quizá están hechas para que el pobre ignorante las cumpla, pero quien tiene recursos y abogados se las pueda saltar “legalmente” (véase SICAV, fundaciones y demás)

Si las leyes fueran liberales y coherentes, podríamos desarrollar una economía de mercado similar a EEUU. Guste o no, bueno, es un modelo.
Si las leyes fueran progresistas y coherentes, tendríamos un estado del bienestar similar al de los países del norte de Europa. Muchos impuestos, mucha protección. Guste o no, bueno, es un modelo.

Lo que tenemos ahora son una serie de leyes-chapuza:

  • Impuestos a las pymes (y a los individuos, ojo) demasiado elevados — combatamos primero el fraude en vez de atornillar a los que ya pagan
  • Favorecen el fraude — se debe permitir una facturación más sencilla sin necesidad de ser autónomo o asalariado para servicios puntuales. Se debe permitir compatibilizar el paro con pequeños trabajos que no lleguen, por ejemplo, al salario mínimo. Si no, la gente seguirá trabajando en negro.
  • Dificultades burocráticas para crear una empresa — ya no es cuestión de la famosa “ventanilla única”. Copiemos el modelo de UK y punto.
  • Nuevas “ayuda” a los emprendedores donde puede salir el tiro por la culata. Reducen las cuotas a los menores de 30 mientras las suben a los mayores. Tarifa plana de seguridad social que tendrás que devolver si otros trabajadores marchan de la empresa. etc.
  • Demasiados impuestos. No en valor económico, sino en número. IVA, IRPF, SS, sociedades, y demás.
  • Demasiados niveles de administración pública: Ayuntamientos, Diputaciones, CCAA, Estado, directivas Europeas. Algunos abogan por eliminar los niveles administrativos inferiores, otros, los superiores. Escojan una solución y procedan.
  • Ignorancia técnica supina, ejemplificada con la ley de cookies: qué más da que los navegadores YA PERMITAN desactivar las cookies. Obliguemos a implantarlo de nuevo. Esta ley absurda ha costado fácilmente 10 millones de horas de sueldo de técnicos, ¿para qué? ¿quién las paga? Imaginemos qué otras normativas se aprobarán en ámbitos que desconocemos y son igualmente absurdas

Resumiendo; lo que digo siempre en DLV. Hace falta una reforma de las administraciones públicas y del sistema impositivo, YA. Me hace mucha gracia cuando responden que es difícil. Mirad, más difícil es investigar para curar el cáncer y hay gente que lo hace por 900 euros al mes. Que cojan a los responsables de que tengamos la declaración del IRPF más sencilla del mundo y les den carta blanca para reformar el resto de impuestos.

Tenemos unos gestores patéticos. Guste o no el color político, como gestores, no valen ni un duro. Todo lo bueno que sale de este país es gracias a las voluntades de muchos que luchan contra viento y marea para poder tirar proyectos adelante, sean empresariales, científico técnicos, artísticos, sociales, o demás.

4 comentarios Menéame

12 de junio ,

Acostumbrados como nos tienen las administraciones a la web del Congreso y la de Renfe, uno esperaría que hacer la declaración de la renta de forma telemática fuera más difícil que encontrar una cana a Kojak, pero sorprendentemente la AEAT nos ofrece varias herramientas para facilitarnos la vida. El borrador, programa “PADRE” y la misma web, salvando detalles técnicos, permiten presentar la mayoría de declaraciones típicas en una tarde, lo que es realmente irrisorio en comparación con el via crucis que han de sufrir en otros países.

Y es que la Administración es rígida, pero los funcionarios son humanos, gracias a lo que he conseguido cambiar la domiciliación de algunos tributos tan sólo enviando un e-mail, solucionar problemas con ayudas públicas y hasta corregir un informe por teléfono. El procedimiento es tedioso, pero al menos no hay que desplazarse y hacer colas. Es una mejora. Gracias a la integración de bases de datos, mi historial clínico se puede acceder desde cualquier centro médico, mi banco se comunica con la AEAT para informarle acerca de mis cuentas y Obama puede saber todo lo que hago. Ups, esto último se me ha colado, es tema para otro día.

Para variar, pues, he querido hoy acabar con una columna en positivo; me quito el sombrero ante el responsable de la sección telemática de la Agencia Tributaria, por las facilidades que nos ofrecen–con la dificultad inherente de una declaración de impuestos–y la rapidez con que devuelven el dinero. ¡Se pueden hacer las cosas bien en España!

2 comentarios Menéame

6 de abril

Descargar

Consideramos las implicaciones de la imputación de la Infanta desde diferentes puntos de vista, el juez rompe parte de la estrategia del PP al impedir que se personen como acusación y acusado en el Caso Bárcenas, se descubre una lista de personas y empresas con cuentas en paraísos fiscales y acabamos comentando la conferencia donde se presentaron los efectos de la Viagra.

1 comentario Menéame

25 de marzo ,

Barcelona-Zaragoza, en coche: 50€, 3 horas. En AVE: 60€, 2 horas. Trayecto de mi casa al trabajo: 1.6€, 20 minutos; en transporte público: 2€, 30 minutos. Vale, no hagamos trampas; con una tarjeta T-10 sale a 1 euro el viaje. Entonces me permitiréis llenar el coche. Con dos personas, el trayecto sale a la mitad de precio. Con tres; a una tercera parte, y así.

Los aumentos tarifarios del transporte público han conseguido que sea más barato viajar en transporte privado. Excepto en algunos tramos con peajes desorbitados –uno de ellos lo sufro, por desgracia– el único punto en contra es ya el hecho de tener que conducir. La gasolina, dicen, está cara, pero sorprendentemente es más barato mover una tonelada con una persona dentro que diez toneladas con trescientas personas dentro. La contaminación, ya lo sé. Encontrar parking. Riesgo de accidentes. Pero este artículo no va de eso; no es una oda al transporte privado, sino un toque de atención al transporte público. Ambos tienen sus ventajas y sus inconvenientes, hay decenas de argumentos a favor de uno y otro. Lo que está sucediendo es que, al final del día, el más importante, el dinero, tiene cada vez menos peso.

En época de crisis el Gobierno se afana a cerrar rutas de transporte deficitarias, es decir, las verdaderamente importantes porque cubren una necesidad estructural de movilidad sobre el territorio. Cierran también rutas de tren regional y larga distancia, el punto medio entre cercanías, AVE y transporte privado. Cuando ponen AVEs eliminan los talgos, y hay que rascarse el bolsillo. Seguimos esperando una mejora del servicio en trenes de cercanías que usan millones de personas al día. Está claro que los servicios públicos ya no son una prioridad. Los irán degradando hasta que no nos quede más remedio que usar el transporte privado, o bien un sistema comunal privado recubierto de una capa de servicio público, a precios de transporte privado. Es para reducir el gasto, dicen. Entonces, ¿bajarán los impuestos que pagaban ese servicio?

6 comentarios Menéame

23 de diciembre

Descargar

Aprovechamos la re-nacionalización de Depardieu para hablar sobre modelos impositivos y economía de guerra, comentamos el papel de las armas en la matanza de EEUU y el modelo actual, y acabamos con un estudio sobre el cáncer de pecho

6 comentarios Menéame

17 de noviembre

Descargar

Hacemos balance de la huelga general, comentamos el euro por receta y otras medidas impositivas, aprovechamos una entrevista a Dieter Noehlen para hablar del sistema institucional y el carácter español y finalmente elaboramos un estudio de cosecha propia donde analizamos si los países con mayor consumo de marihuana también son los que tienen las selecciones de fútbol más exitosas

13 comentarios Menéame

20 de octubre

Descargar

Hablamos sobre el ERE en El País, el tratamiento que han hecho los medios a la trama de blanqueo de dinero y evasión de capital conocida como Operación Emperador, Interior quiere prohibir que se tomen imágenes de policías en las manifestaciones y finalmente multan con 6.000 euros al organizador de la manifestación del 25-S

3 comentarios Menéame

14 de enero
30 de diciembre ,

Vamos a hacer un ejercicio de política colectiva.

Supongamos que es usted elegido Presidente del Gobierno de un país en crisis y con un déficit alto, que le llevará a la ruina si no lo subsana pronto. ¿Qué medidas toma, que dependan directamente del Gobierno, y que sirvan para reducir el déficit y evitar que España sea intervenida por la UE a mediados de año?

Cada medida lleva una carga implícita correspondiente que no se debe ignorar. Por ejemplo, administrativamente, subir el IVA es sencillo, mientras que reducir el gasto variado es complicado. Subir impuestos a SICAV implicaría que se establecieran en Andorra, etcétera.

  1. Privatizar responsabilidades estatales: sanidad, educación, seguridad, etc.
  2. Eliminar Administraciones (diputaciones, ayuntamientos, etc)
  3. Atajar el fraude fiscal
  4. Subir impuestos indirectos (IVA)
  5. Subir impuestos directos (IRPF). Bonus: además, de forma progresiva–es decir, cuanto más cobra, más se sube.
  6. Subir impuestos a SICAV y similares, del 1% al tipo que le correspondería como cualquier otra empresa.
  7. Subir impuestos a las empresas regulares.
  8. Subida de impuestos concretos, tipo tabaco, gasolina, alcohol, etc.
  9. Bajar impuestos a las empresas, lo que implicaría la contratación de más personal, y de esta forma aumentarían los ingresos por IRPF, el consumo, y los ingresos por IVA. En general si baja el paro aumentan los ingresos del Estado.
  10. Reducción de subvenciones a fondo perdido a entidades: asociaciones, cultura, etc.
  11. Reducción/congelación de subvenciones a fondo perdido a personas: 400 euros a parados de larga duración, congelación del paro, pensiones, ayudas a agricultores, etc.
  12. Reducción de gasto variado. Por ejemplo, dejar de regar las rotondas con césped, apagar las fuentes públicas, gasto eléctrico en edificios públicos, y cosas así. Un ejemplo sería obligar a cada unidad administrativa a reducir un 20% el presupuesto, obligándoles a mantener los sueldos.
  13. Congelar inversiones: I+D, infraestructuras
  14. Congelar sueldos de funcionarios y oferta pública de empleo

He intentado enumerar un abanico amplio de opciones, pero si se os ocurre alguna más, ponedla en los comentarios. Se trata de un juego de política y, como imaginaréis, el objetivo no es sólo escoger unos numeritos, sino debatir el hecho de que tenemos un país al borde de la ruina, y tenemos que plantearnos qué medidas tomar para dejar de gastar.

19 comentarios Menéame

2 de octubre

Abrimos con el que ha sido el tema de las últimas semanas: la huelga general y sus posibles repercusiones. Mientras se aproueban los Presupuestos, el Gobierno sube los impuestos a las rentas más altas.

Andrés nos envía una aplicación para comparar mediante gráficos los diferentes países del mundo y, cómo no, comparamos a España con Turquía. Pen Pen, por su parte, nos apunta a un artículo en el que se desvela que algunos de los participantes en el programa Espejo Público son actores. Hacemos una pequeña mención al fallecimiento de Labordeta y la trágica pero irónica muerte de Jimi Heselden, inventor del Segway.

En el bloque final comentamos el positivo de Contador por clembuterol y la suspensión de Fullana. Acabamos con una alerta por “pandemia” de obesidad y un estudio estúpido en que dibujan un elefante usando cuatro componentes complejas.

(Descargar MP3, ir a iTunes)

11 comentarios Menéame