¿Quieres que te enviemos los artículos por correo? cast / cat / Más

23 de Octubre 2013 ,

¿Por qué ha subido tanto el recibo de la luz? ¿Por qué antes estábamos pagando un porcentaje del gasto mediante impuestos? ¿Por qué habrá que pagar por autogenerarnos la energía con placas solares? Todas estas preguntas tienen una respuesta sencilla: las eléctricas son las que mandan en este país.

España es un país de chiringuitos, pero no me refiero a los de la playa, sino a los que se montan los poderosos para mantener su cuota de poder. El sistema está estructurado para favorecer a unos pocos, aunque haga falta utilizar medidas absurdas o directamente rozando la ilegalidad. El sector se subvencionó enormemente para favorecer a las renovables–una medida que, personalmente, apoyo–pero, en vez de liberar el mercado, lo que se ha hecho es construir un oligopolio brutal. Socializar las pérdidas, privatizar los beneficios.

La energía mueve el mundo. En un país con déficit de producción como España estaba surgiendo una consciencia y voluntad ciudadana por apostar por las renovables, a gran y pequeña escala. Por desgracia, a causa del egoísmo demesurado de unos pocos poderosos, los que de verdad controlan el Parlamento, han conseguido lo que querían: que la gente no se genere su propia energía. Mercado libre, sólo cuando les interesa. En el momento en que ya están en la cúspide, oligopolio al canto, y a blindarse legislativamente. Lo que sea con tal de aguantar el chiringuito.

Comentarios desactivados en Todo se queda en casa

Comentarios cerrados.